Studio 54, aquellas bacanales regadas de música disco…

► …donde reinaba la perversión