¡I want my MTV!