Blur lanza sus vajillas vintage  para tomar el té