Arcade Fire tras SNL, una fiesta con muchos invitados